Drip cake receta cocineros argentinos

Cómo hacer tarta Emoji truco fácil || Fondant

Perfecto para acompañar el café de la mañana o como postre dulce después de cenar. El relleno aromatizado con cardamomo se complementa con la textura de las nueces tostadas, todo ello envuelto en una deliciosa y rica masa de brioche. Muchas gracias a Dawn Roads, especialista de Rayburn, por esta fabulosa receta.

Un bizcocho sencillo y especial con un delicioso glaseado de mantequilla de cacahuete y decorado con macarons al estilo francés. Pruebe a hacer los suyos propios o utilice los ya preparados. Muchas gracias a Naomi Hansell, demostradora de AGA, por esta fabulosa receta.

Hace ya algún tiempo, aprendí a hacer el tradicional pan de soda irlandés con Darina Allen en Ballymaloe, Irlanda. Este pan sencillo y saludable se prepara rápidamente y puede estar en la mesa en menos de 45 minutos.

Receta de pasteles de gambas picantes – Cómo hacer pasteles de gambas

Suceden varias cosas cuando cocinas leche y azúcar durante una cantidad obscena de tiempo. Primero, se espesa y luego empieza a dorarse. Una vez que ha alcanzado una consistencia parecida a la de las natillas y ha conseguido un color dorado entre Rob Lowe y David Hasselhoff, has conseguido lo que la mayor parte del mundo conoce como dulce de leche.

Un dulce sabroso, cremoso y untable, tan versátil como delicioso. En Argentina, de donde se dice que es originario, es práctica común untar el dulce de leche en las tostadas del desayuno. Utilizado para rellenar pasteles y tartas, vertido sobre helado o incorporado a la tarta de queso, el dulce de leche es la madre de todos los acompañamientos dulces. Similar al caramelo, pero muy propio de él, el dulce de leche es complejo y termina con un bocado.

Te puede interesar  Aprende a hacer pan de carne como Doña Petrona: receta fácil

Es natural que algo tan goloso sea objeto de controversia. En América Latina, donde reina el dulce de leche, varios países (Uruguay, Argentina y México) reivindican la invención del postre. Aunque Argentina parece haber ganado la batalla por pura fuerza de voluntad, los verdaderos orígenes del plato siguen siendo inciertos.

2 recetas de tartas de cumpleaños | cómo hacer una tarta de cumpleaños

El ganache de chocolate negro es una de las preparaciones base en pastelería y repostería. El ganache es una mezcla de nata montada y chocolate negro que se calientan y se mezclan para formar una emulsión. Tiene una consistencia densa, es suave y tiene un intenso sabor a chocolate.

El ganache es extremadamente versátil, ya que podemos utilizarlo para glasear, lloviznar, rellenar y decorar una gran variedad de productos de repostería. Además, es muy fácil de hacer y guardar, y se puede reutilizar muchas veces.

El ganache batido es un ganache normal que se ha enfriado y batido hasta conseguir una textura ligera y esponjosa. Podría describirse como una mousse espesa. Para preparar ganache batido, deje que el ganache se enfríe a temperatura ambiente y bátalo con una batidora eléctrica hasta que quede ligero y suave. Es una excelente alternativa a la crema de mantequilla, ya que tiene casi la misma consistencia para untar pero sabe 100 veces mejor.

Cuando hacemos el ganache, pasa de un estado líquido a un estado sólido cuando se enfría. La firmeza del ganache al enfriarse puede variar en función de la proporción de chocolate y nata. Esta guía rápida le ayudará a decidir cómo hacer su ganache en función de sus necesidades.

Te puede interesar  Merengue de cafe receta

Tarta de limón con virutas y goteo de chocolate

En el bol de una batidora de pie equipada con un accesorio para batir, añada las claras de huevo y bátalas a velocidad media hasta que estén espumosas. Añada el cremor tártaro y bata a velocidad alta hasta que se formen picos suaves. Reduzca la velocidad a media y siga batiendo mientras añade poco a poco el azúcar restante, batiendo hasta que los picos estén brillantes y firmes.

Añada la mezcla de harina a la de yemas y mezcle hasta obtener una masa homogénea. Incorporar un tercio de las claras a la masa con una espátula, otro tercio y el tercio restante hasta que se integren.

Para la compota de arándanos, añada los arándanos, el azúcar moreno y el zumo de limón a un cazo a fuego medio-bajo. Cocer durante unos 20 minutos, hasta que la mezcla haya espesado hasta casi parecerse a la mermelada, teniendo en cuenta que espesará más a medida que se enfríe. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Para la crema de vainilla, poner la mantequilla en un bol grande. Con una batidora de mano, batir durante 1-2 minutos, hasta que la mantequilla adquiera un color más claro. Añadir el azúcar glas, la vainilla, la leche y la sal y batir a velocidad baja durante 4-5 minutos, hasta que el glaseado haya espesado. Reservar.